Tipos De Hipertrofia Muscular: Enfócate En La Que Importa

Esta es la guía científica para distinguir los tipos de hipertrofia muscular y entrenar con la más conveniente

Cuando llegas al gimnasio es muy normal ver que la gran mayoría de personas llega a las máquinas a hacer series de muchas repeticiones, sintiendo esa quemazón en sus músculos en los últimos segundos de su serie… el famoso ”bombeo”.

Biológicamente, esto te manda una retroalimentación que te dice:

”¡Oye!, ¡esto quema!, ¡seguro que debe funcionar para ganar músculo!”.

A su vez, entrenar de esta manera genera algo conocido como “hipertrofia sarcoplasmática”, la cual se refiere a un tipo de hipertrofia (crecimiento del músculo) que, cuando dejes de entrenar, se irá mucho más rápido.

Tirando a la basura todo el esfuerzo realizado por meses o años.

Por otro lado, entrenar con cargas pesadas manda una señal diferente, una señal que puede considerarse más permanente en tus ganancias musculares.

Y de eso voy a hablarte en este artículo, pero primero tenemos qué comprender un poco sobre la anatomía de tus fibras musculares.

¿Prefieres escuchar este artículo? Dale al botón de play:

¡Si quieres escuchar más artículos puedes darte una vuelta por mi podcast en apple Podcast, Spotify, Google podcasts, iVoox, o Amazon music

Anatomía De Las Fibras Musculares

Tu músculo está compuesto por varios elementos que le dan sus características únicas.

Dentro de estos elementos podemos encontrar:

  • fibras musculares
  • núcleos
  • mitocondrias
  • glucógeno
  • miofibrillas
  • sarcoplasma
  • etc.

fibra muscular con sarcoplasma

Estas a su vez se dividen en elementos contráctiles y no-contráctiles.

Como su nombre lo indica, los contráctiles son aquellos que se pueden contraer para ejercer fuerza, mientras que los no-contráctiles no pueden hacerlo.

Dentro de los contráctiles están la actina y la miosina, que son las encargadas de crear la contracción muscular y están en lo más profundo de las fibras musculares:

Fibra muscular anatomía
fuente ecured

Dentro de las no-contráctiles está todo lo demás… desde agua hasta las mitocondrias. Son elementos que aportan al volumen del músculo pero no a la ganancia de fuerza porque carecen de contracción.

Esto es lo que ha llevado a teorías acerca de que existen 2 tipos de hipertrofia muscular: sarcomérica (aumento de los elementos contráctiles) y sarcoplasmática (aumento de los elementos no-contráctiles).

Diferencias Entre Tipos De Hipertrofia

Ahora que ya sabes que probablemente existen 2 tipos de hipertrofia (y digo probablemente por algunos argumentos que más adelante te comentaré), vamos a analizar cuáles son sus diferencias.

La principal es la que mencionamos anteriormente: la capacidad de contraerse. La segunda diferencia es la manera en la que aportan al crecimiento muscular:

Hipertrofia Sarcomérica

Esta es la que nos imaginamos todos que ocurre: nuestras fibras musculares crecen.

the rock

Se podría pensar que este crecimiento se da en tamaño (hipertrofia) y en número de fibras musculares (hiperplasia), pero al día de hoy esto no está claro.

Digo que no está claro porque hay estudios en roedores donde se ha encontrado que, al aplicar carga mecánica en los músculos, las fibras musculares se “dividen” para crear nuevas fibras más pequeñas1 2; pero esto también sucede cuando hay demasiado daño muscular que no estimula al crecimiento del músculo (por ejemplo, cuando hay una contusión fuerte)3.

En humanos, los estudios muestran que podría darse esta división de fibras musculares con programas de entrenamiento muy duros4, pero aun así, no hay evidencia fuerte que muestre que las fibras musculares puedan aumentar su número pasados los primeros años de vida5.

De lo que sí estamos seguros es que las fibras musculares pueden aumentar su tamaño, o dicho de otro modo: su volumen.

Este incremento de volumen se pude dar en diámetro o en longitud de las fibras musculares6, haciendo que el músculo se vea más grande porque ocupa más masa en el mismo espacio.

Hipertrofia Sarcoplasmática

Este tipo es la expansión de los elementos no-contráctiles dentro de las fibras musculares7.

Mike de Vitalítica

Muchas personas piensan que el glucógeno (glucosa que se almacena en el músculo) contribuye en su mayoría a esta expansión de volumen, pero esto no es tan relevante.

No es tan relevante porque la capacidad máxima de almacenamiento de glucógeno no hace una gran diferencia, incluso cuando se inyectan glucosa e insulina directo al músculo por 8 horas, las concentraciones de estos maximizaron en cerca de 4 gramos de glucógeno por 100 gramos de músculo8.

Y si sabemos que cada gramo de glucógeno se almacena con otros 3 gramos de agua, eso significa que el glucógeno muscular, más el agua asociada a este, solo puede aportar como máximo un 16% del total de masa muscular.

Como vimos antes, la hipertrofia sarcoplasmática añade volumen muscular sin añadir proteínas contráctiles —como la actina y miosina— a las fibras musculares.

La manera en la que se genera esto es mediante el estrés metabólico, que no es otra cosa más que el entrenamiento con muchas repeticiones y cargas ligera-moderadas.

Dicho esto, no quiere decir que solo tengas uno u otro tipo de hipertrofia, sino que obtienes ambas pero más proporción de una o de otra.

Aunque hay quienes piensan que en realidad la hipertrofia sarcoplasmática no existe.

¿En Verdad Existe La Hipertrofia Sarcoplasmática?

Al día de hoy, no se sabe a ciencia cierta si la hipertrofia sarcoplasmática existe en verdad.

no sabemos seinfeld

Algunos expertos piensan que no existe9; otros que sí sucede pero que su rol es insignificante10 11; mientras que otros están convencidos en que sí es un hecho innegable y juega un papel principal en la ganancia de músculo12.

En cuanto a evidencia sobre este fenómeno, sí que la hay pero data de hace 50 años13 14 15, y por lo mismo, no eran tomadas con tanta confianza por los investigadores contemporáneos.

Pero un estudio de 2019 logró dar esa evidencia faltante sobre la existencia de la hipertrofia sarcoplasmática16.

En la investigación se encontró que los participantes aumentaron el volumen muscular, pero sus fibras musculares perdieron tamaño… indicando la presencia de hipertrofia sarcoplasmática.

Aunque hay un factor de mucha importancia en este aspecto: tu experiencia entrenando.

Entre Más Principiante, Mayor Hipertrofia Sarcomérica

La hipertrofia sarcoplasmática tiene su lugar, aunque no es cuando estás iniciando o eres intermedio, sino cuando ya tienes mucha más experiencia entrenando y te acercas a tu máximo genético alcanzable de forma natural.

Digo esto porque en tus primeros entrenamientos vas a darte cuenta de algo conocido como las “ganancias de novato”, que es un estado bastante conductivo de tu cuerpo para el crecimiento de fibras musculares (hipertrofia sarcomérica)17.

Mientras más avance muscular tengas, más difícil se hace la ganancia de músculo, esto es normal y también podría influir en el tipo de hipertrofia generada (sarcomérica o sarcoplasmática).

Por ejemplo, en uno de los estudios que vimos antes16 se utilizaron a participantes que tenían bastante experiencia entrenado y lograron hipertrofia sarcoplasmática.

Mientras que en un meta-análisis (estudio de estudios) realizado, la mayoría de investigaciones analizadas incluyeron participantes sin experiencia entrenando y los resultados mostraron mucho más hipertrofia sarcomérica18.

Mike de Vitalítica

Es decir, que la experiencia en el entrenamiento también es un factor: cuanto más nuevo seas, más probabilidad de crecer con hipertrofia sarcomérica que sarcoplasmática.

Una vez que estas ganancias de novato pasan, la manera en la que entrenes ya será el factor más determinante en cuanto a qué tipo de hipertrofia generas más.

Esto es lógico porque así como la hipertrofia sarcomérica es una adaptación de las fibras musculares para ejercer más fuerza de contracción, la hipertrofia sarcoplasmática es una adaptación para incrementar el metabolismo anaeróbico de los músculos.

Lo que este último estudio nos demostró es que es muy probable influenciar la hipertrofia sarcoplasmática mediante el entrenamiento.

¿Se Puede Inducir La Hipertrofia Sarcoplasmática A Propósito?

Técnicamente, siendo que la hipertrofia sarcoplasmática es un aumento de los fluidos dentro del músculo, esta se podría lograr con métodos que provoquen aumentos de estas sustancias.

Por ejemplo:

  • consumir creatina: porque aumenta el agua dentro del músculo
  • entrenar con oclusión: es un tipo de entrenamiento donde amarras ligas en las extremidades para generar más estrés metabólico en el músculo
  • hacer una carga de carbohidratos: porque genera más glucógeno (glucosa almacenada) dentro del músculo

Así que, este tipo de hipertrofia se podría lograr de formas indirectas e incluso sin entrenar.

Pero la pregunta aquí es si en realidad se puede influenciar la hipertrofia sarcoplasmática con el entrenamiento convencional.

Como ya vimos, la hipertrofia sarcoplasmática sí podría darse mediante el entrenamiento, y según los estudios, esta se incentivaría más cuando se entrena con series de 8+ repeticiones, esto debido al estrés metabólico.

series cansado

En el estudio que menciono16 se utilizó mucho volumen de entrenamiento con series de 10 repeticiones, causando más hipertrofia sarcoplasmática.

En cambio, en otros estudios utilizaron volumen moderado con series de 4-6 repeticiones y la gran mayoría de participantes tuvo hipertrofia sarcomérica19.

También hay evidencia que muestra que hacer una sola serie al fallo con el 90% 1RM (el 90% del peso que podrías cargar en una sola repetición) no generó síntesis de proteína muscular sarcoplasmática, mientras que entrenar al fallo con el 30% 1RM sí la aumentó por al menos 24 horas después del entrenamiento20.

Mike de Vitalítica

Es decir, que entrenar con más repeticiones por serie podría inducir más la hipertrofia sarcoplasmática que la sarcomérica y es lo que generalmente se sabe.

La incongruencia aquí es que también se ha encontrado que entrenar con cargas ligeras y pesadas provocan el mismo tipo de síntesis de proteína muscular (capacidad del músculo de convertir aminoácidos en proteínas).

Por ejemplo, en este meta-análisis21 se encontró que el entrenamiento con cargas moderado-pesadas (8-12 repeticiones por serie) y con cargas ligeras (20-30 repeticiones por serie) incrementaron de forma similar la fuerza y volumen muscular.

Indicando que ambos tipos de hipertrofia podrían haber ocurrido.

Pero en otras investigaciones se han encontrado datos incongruentes.

Como este estudio22 donde se entrenó con 10 series por sesión y no se incrementó la síntesis de proteína sarcoplasmática; mientras que otro estudio que utilizó un entrenamiento parecido en intensidad, pero realizando 20 series por sesión, sí causó incrementos significativos de síntesis de proteína sarcoplasmática23 .

Lo que nos indica que NO solo es el hecho de entrenar con muchas repeticiones, sino que tendrías que entrenar con muchas repeticiones por serie y además tener muchas series por sesión de entrenamiento.

Justo como vemos que se entrena en la mayoría de gimnasios… ¿pero es esta la mejor de entrenar?

¿Qué Tipo De Hipertrofia Es Mejor?

Sin lugar a dudas, la mejor es la hipertrofia sarcomérica.

Por muchas razones, pero las principales son:

  • es más duradera y genera memoria muscular
  • aumenta tu fuerza
  • es más objetiva

Cuando entrenamos, lo que buscamos es ganar volumen muscular y queremos que permanezca ahí el mayor tiempo posible.

El problema es que si dejamos de entrenar, esas ganancias musculares se van.

En este aspecto, hay una gran diferencia entre los 2 tipos de hipertrofia, porque con la sarcomérica añades núcleos a las células musculares24 que le permitirán a tu músculo activar más de estas fibras y ejercer más fuerza:

fibra muscular

Mientras que con la sarcoplasmática solo se incrementan los “fluidos” dentro del músculo.

Esto significa que cuando dejas de entrenar por cualquier razón, tus ganancias musculares provocadas por hipertrofia sarcoplasmática se irán rápido… mucho, mucho, mucho más rápido que las ganancias por hipertrofia sarcomérica.

Además, con los núcleos añadidos por la hipertrofia sarcomérica te aseguras de ganar memoria muscular, porque estos núcleos no se van24, haciendo que cuando regreses a entrenar recuperes lo perdido en tiempo récord25 26

Pinterest-memoria-muscular

Y digo que es muy conveniente porque he experimentando la frustración de entrenar mucho (muchas series y repeticiones) ganando algo de hipertrofia sarcoplasmática, para perderlo todo en unas cuantas semanas de descanso…

Siendo que cuando cambié a un entrenamiento más conductivo a hipertrofia sarcomérica fue un antes y un después, porque incluso cuando dejé de entrenar por más de un año, logré mantener bastante músculo y fuerza.

Mike de Vitalítica

Además, cuando se entrena para generar más hipertrofia sarcomérica, se utilizan cargas pesadas con repeticiones moderadas, haciendo que las series sean mucho más objetivas.

Por ejemplo, puedes tener como meta levantar 100 lbs en prensa en banco en series de 4-6 repeticiones. Una vez que logres levantar esas 100 lbs por 6 repeticiones, aumentas el peso en lo mínimo (5 lbs de cada lado de la barra) y ahora intentarás levantar esas mismas 6 repeticiones por serie pero ahora con el nuevo peso de 110 lbs.

Esto hace que tu entrenamiento logre la sobrecarga progresiva, la cual es el mejor estímulo para el crecimiento muscular27 y hace que sea sumamente objetivo. 

Mientras que en un entrenamiento de hipertrofia sarcoplasmática, solo te enfocas en el “bombeo” y sentir que tus músculos queman… un día puedes hacer 30 repeticiones, otro 48 y otro más 24… es decir, no tienes una métrica objetiva con la cual puedas ver un progreso claro.

Cómo Aprovechar Lo Mejor De Las Dos

Como vimos, es mejor buscar la hipertrofia sarcomérica siempre que puedas, y la sarcoplasmática añadirla únicamente cuando sientas que ya eres avanzado (3-5 años entrenando correctamente) en el entrenamiento con pesas.

En lo personal entreno con rangos de repeticiones bajos con cargas más pesadas para incentivar lo mejor posible la ganancia de fuerza y sarcomérica.

Mi opinión es que el primer ejercicio de tu rutina sea uno compuesto, como la prensa en banco, en un rango de 4-6 repeticiones para entrenar más la fuerza que la hipertrofia.

Los siguientes ejercicios serían en el rango de 6-8 o 6-10 repeticiones (dependiendo el ejercicio) para entrenar la fuerza-hipertrofia.

Quedaría así en un día de pecho-tríceps:

Calentamiento 

Prensa en banco

3 series de 4-6 repeticiones. 3-4 minutos de descanso entre series.

Prensa en banco inclinado

4 series de 6-8 repeticiones. 2 minutos de descanso entre series.

Prensa en banco con mancuernas

3 series de 6-8 repeticiones. 2 minutos de descanso entre series.

Tríceps

2 series de 6-10 repeticiones 2 minutos de descanso entre series.

Podrías seguir con esta plantilla por años —cambiando los ejercicios— hasta que comiences a notar que estás estancándote en tu entrenamiento, y si a pesar de llevar un descanso y nutrición adecuados sigues sin salir de ese estancamiento por 6-8 semanas, entonces ahí se podría añadir series de hipertrofia sarcoplasmática.

Si estás en este punto, también podrías incrementar la carga en tus series de fuerza porque ya podrás levantar peso más considerable y también aumentar el número de ejercicios porque tienes más capacidad de entrenamiento.

Quedando por ejemplo, el primer ejercicio en el rango de 2-3 repeticiones, el segundo ejercicio en el rango de 4-6, el tercero en el rango de 10-12, y el cuarto de 20+ repeticiones —a este tipo de entrenamiento se le conoce como ”periodización concurrente”.

Quedaría de esta forma para el mismo día de pecho y tríceps:

Calentamiento

Prensa en banco

2 series de 2-3 repeticiones. 4-5 minutos de descanso entre series.

Prensa en banco inclinado

4 series de 4-6 repeticiones. 2 minutos de descanso entre series.

Prensa en banco con mancuernas

4 series de 10-12 repeticiones. 2 minutos de descanso entre series.

Lagartijas

3 series de 15-20 repeticiones 1 minuto de descanso entre series.

Lagartijas con codos pegados al torso

3 series de 20-30 repeticiones 1 minuto de descanso entre series.

Hacerlo de esta manera estimulas tanto la hipertrofia sarcomérica como la sarcoplasmática, pero recuerda que es solo si te consideras avanzado.

Conclusión

Cuando se piensa en crecimiento muscular se tiene la idea de que este se da mediante el crecimiento de las fibras musculares en sí, e incluso se podría pensar en que el número de estas fibras aumenta.

La realidad es que el número de fibras musculares es un debate donde parece ganar el hecho de que estas no aumentan su número, sino solo su tamaño y longitud.

En cuanto al crecimiento muscular, se han encontrado 2 tipos:

  • crecimiento de las fibras musculares (hipertrofia sarcomérica)
  • crecimiento de las sustancias dentro del músculo que no aportan a la ganancia de fuerza directamente (hipertrofia sarcoplasmática)

De las 2, la más conveniente es la sarcomérica porque te aseguras de añadir más núcleos a las células musculares, los cuales no se van y te ayudan a generar memoria muscular —la capacidad del músculo para recuperar su tamaño después de dejar de entrenar por algún tiempo.

La hipertrofia sarcoplasmática es más probable que se dé cuando se entrena con rangos de repeticiones moderados (8-15 repeticiones por serie) y altos (15+ repeticiones por serie) que con rangos de repeticiones bajos y cargas pesadas (<5-8 repeticiones por serie).

Para aprovechar ambos tipos de hipertrofia puedes entrenar con un rango diverso de repeticiones por serie.

Por ejemplo, entrenar tu primer ejercicio en un rango de fuerza de 2-3 repeticiones, en el segundo con un rango de fuerza-hipertrofia como 4-6, el tercero de hipertrofia de 10-12, un cuarto ejercicio con 15-20, y el último con 20-30 repeticiones.

Aunque, este tipo de entrenamiento es más aconsejable para quienes son avanzados en el entrenamiento con pesas y no recomendado para quienes inician o son intermedios.

Para la gran mayoría de personas, entrenar con cargas pesadas y ejercicios compuestos en el rango de 4-6, 6-8, 6-10, e incluso 6-12 repeticiones por serie es la mejor forma de entrenar. 



Actúa Hoy, Conquista El Mañana

-Mike.

Referencias

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

7 Comentarios

  1. gael

    podrias explicar mas de la hipertrofia sarcoplasmatica inducida por cargas de carbohidratos?

    Responder
    • Mike

      Hola Gael!, claro: cuando consumes carbohidratos, estos son desmenuzados en glucosa. La glucosa es utilizada de inmediato, pero si no se utiliza del todo, entonces se almacena en diferentes partes del cuerpo. Una de estas partes es en los músculos y se logra mediante la conversión de glucosa a glucógeno. El glucógeno entonces es almacenado en músculos, lo que aporta al volumen total del mismo; o dicho de otro modo: aporta a la hipertrofia sarcoplasmática (porque no está relacionado con el crecimiento de las fibras musculares en sí, sino de los otros compuestos no-contráctiles dentro del músculo).

      Responder
  2. Diego

    Hola,

    Excelente blog. Lo que te quería consultar que no me queda claro como distribuir las repeticiones cuando son por ejemplo rutinas de cinco días a la semana y la rutina pueda quedar balanceada entre la tensión mecánica y el estrés metabólico.?

    Responder
    • Mike

      Hola Diego!

      En mi opinión, lo ideal es hacer las primeras 3 series de tu rutina en rangos de fuerza, por ejemplo de 4-6 repeticiones con 3-4 minutos de descanso entre series. Después hacer las siguientes series en el rango de 6-8 repeticiones que son de fuerza-hipertrofia con descansos de 2 minutos entre series; este rango genera también algo de estrés metabólico.

      La idea es que escojas un peso con el que puedas cargar en un número de repeticiones que se encuentre dentro del rango… una vez que logres hacer el máximo de repeticiones en el rango, aumentas el peso en lo mínimo posible, esto va a hacer que pierdas unas cuantas repeticiones; la idea es esforzarte de nuevo para lograr alcanzar de nuevo el número máximo de repeticiones del rango pero con el nuevo peso; una vez logrado aumentas el peso en lo mínimo posible.

      Si haces esto estarás generando sobrecarga progresiva (o tensión mecánica).

      Aquí puedes ver ejemplos de rutinas tomando en cuenta estos aspectos: https://vitalitica.com/category/rutinas/

      Espero haberte ayudado Diego!, hazme saber cómo te va con esto vale?

      Saludos!

      Responder
  3. Manu

    ¿Es necesario descansar tanto tiempo para series de solo 2/3 repeticiones?. La carga es muy pesada, pero el volumen de repeticiones es bajo. ¿No bastaría con 2/3’ para recuperar los depósitos de ATP y Fosfatos, para hacer la siguiente serie con garantías?. A mi me cuesta más recuperarme de una serie de 8 a 12 reps, cerca del fallo. Es una duda.

    Gracias de antemano.

    Un saludo.

    Responder
    • Mike

      Hola Manu!

      En la mayoría de estudios muestran que es mejor descansar más para series más intensas. Pero en otros estudios se encuentra un mejor resultados con una regulación propia del tiempo de descanso entre series; es decir, que hagas una serie, y el tiempo de descanso lo tomes hasta que tu ritmo cardiaco regrese a la normalidad y te sientas listo para el siguiente set. Este es una alternativa a tener tiempos de descanso fijos entre series y es efectiva también, aunque el problema con esta técnica es que puedes durar demasiado en el tiempo de descanso, además de que también impacta a la sobrecarga progresiva, porque cuanto más objetivo podamos hacer el entrenamiento será mejor (a mi parecer).

      Así que sí, podrías probar descansando hasta que tu ritmo cardiaco regrese a la normalidad y te sientas listo para el siguiente set, pero si notas que tu rutina aumenta demasiado de tiempo, o que al final de la sesión del día estás frito en cuanto a energía, intenta estandarizar estos tiempos de descanso conforme sientas que te ayudan más.

      Las recomendaciones que doy en el artículo es lo que se ha encontrado en los estudios, pero no significa que tengan que ser seguidos al 100%, especialmente si ya tienes experiencia entrenando.

      Espero haberte ayudado Manu. Hazme saber cómo te va con esto ¿vale?

      Saludos.

      Responder
  4. Mike

    ¡Hola! Gracias por leer el artículo, espero que te haya sido útil.

    ¿Qué te pareció? Si tienes alguna duda o sugerencia, estaré encantado de leerla. Aprecio mucho tus comentarios y siempre intento responder a cada uno.

    Si te interesó lo que leíste y deseas recibir más información sobre fitness, finanzas y filosofía de vida, te invito a suscribirte a nuestra lista de correo. Es gratis y así recibirás información valiosa directamente en tu correo.

    Suscríbete para mantenerte al día con todo lo que tenemos preparado para ti.

    Puedes estar tranquilo, tu información está completamente segura con nosotros. Valoramos mucho tu privacidad.

    ¿Cuál es tu opinión?

    ¡Nos vemos en los comentarios!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Artículos Que Podrían Interesarte

Vitalítica logo azul horizontal

¡Únete a la Experiencia Vitalítica! 🌟

Transforma tu vida con tips exclusivos sobre fitness, finanzas y filosofía de vida, ¡directamente en tu bandeja de entrada!

💪 Ponte en forma
💰 Mejora tus finanzas
🧠 Inspira tu mente

Sé el primero en conocer nuestras novedades y promociones. 🎉

¡Déjanos tu email y comienza hoy mismo!

 

¡Genial! Ya eres parte de la comunidad. ¡Revisa tu correo (asegúrate de revisar también el correo no deseado)!

Pin It on Pinterest

¿Crees que este artículo ayudaría a alguien más?

¡Comparte este artículo en tu red social favorita!